lunes, 15 de enero de 2024

Autolesiones: Una llamada de ayuda

Autolesiones: Una llamada de ayudaAntes de que sigas leyendo quiero aclararte dos cosas: 

- Este post va sobre conductas lesivas no suicidas

- Ante cualquier duda de estas conductas, siempre hay que acudir a un profesional de la salud.

 Sigue leyendo y te cuento.





1. Entonces, ¿de qué estoy hablando?

Pues estoy hablando de algo que me encuentro de manera relativamente común entre las personas adolescentes con las que trabajo y es el "cutting": es decir, la conducta de hacerse cortes o heridas de poca gravedad.
Pese al matiz de que son de carácter lesivo leve, nos están dando información que no debemos pasar por alto como personas adultas.

Autolesiones: Una llamada de ayuda 02


2. ¿Por qué un adolescente se corta?

Cuando algún chico o chica ha presentado estas conductas, siempre me encuentro con los familiares muy asustados porque, lógicamente, son comportamientos que dan miedo, no se entienden y preocupan.
Otras veces es la propia persona adolescente quien se asusta de su comportamiento o incluso se avergüenza o siente culpabilidad por él.

Normalmente, las personas jóvenes hacen esto porque es una manera de desviar el origen y/o la intensidad de un dolor emocional. Cuando sienten una tristeza profunda o un malestar psíquico, un porcentaje pequeño de la población puede recurrir a estas conductas. Hay que decir también que algunas publicaciones de redes sociales como tiktok o IG han ayudado a que se haga más popular este hábito nocivo por normalizarlo.

Autolesiones: Una llamada de ayuda 03

3.¿Qué hacer en estas situaciones?

Lo primero, asegurarnos de que son conductas lesivas NO suicidas y para eso lo mejor es pedir ayuda a un profesional de la salud. Pero sobre todo, lo mejor es mostrar calma y comprensión ya que a menudo ellos mismos no saben explicarte por qué lo hacen.


Darles herramientas para que puedan detectar si esa conducta esta tapando o subyace a otra de dolor emocional y explicarles que no solo no soluciona su malestar, sino que lo complica, es muy necesario.

Y por supuesto, proporcionarles otras vías saludables para gestionar las emociones que les generen malestar, como puede ser practicar un deporte, pedir ayuda a una persona cercana o, como vengo diciendo, a una persona profesional de la salud.

Sé que es un tema serio y no he pretendido para nada banalizarlo, pero creo que sí que es importante tratarlo porque como decía, encuentro que sucede más a menudo de lo que sería deseable y que genera mucha desorientación y preocupación en las personas.

Gracias por seguir en este viaje. 

 Por muchos momentos bonitos

21 comentarios:

  1. No sólo sucede en los adolescentes si no que también en los adultos. A veces la misma situación de la vida te lleva a estos motivos. Depresión, estrés, ansiedad. Excelente entrada para tener en cuenta y como ayudar.


    Un besote desde Plegarias en la Noche

    ResponderEliminar
  2. Respuesta a situaciones más o menos complejas para la persona que se hace esas autolesiones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hay que estar muy al tanto de cualquier cambio que notemos en su comportamiento, puede ser indicativo de que algo está pasando. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues si que es un tema serio, espero no sea algo muy habitual! Buen día! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Un tema muy serio y nada banal, al contrario creo que deberíamos preocuparnos de manera que podamos canalizar esas actitudes en jóvenes y no tanto.
    Cuando una persona se autolesiona, estoy convencida que detrás de ello hay emociones encontradas y problemas , que no saben como salir y es una manera de llamar la atención.
    Hay que tener cuidado y estar alerta ante tal situación y como bien dices un profesional seria lo mas aconsejable, sobre todo la familia que este ahí, presente no ausente. Un besote Noelia.

    ResponderEliminar
  6. es un tema serio y dificil de descubrir ya que tiene doble fondo y solo sale a la luz con se toca fondo

    ResponderEliminar
  7. Creo que es un tema que se debe abordar con sensibilidad y profesionalidad, como tú has hecho. Me ha gustado mucho cómo has explicado las posibles causas de estas conductas, las señales de alarma y las formas de ayudar a las personas que las sufren. Me parece muy acertado que hayas insistido en la importancia de acudir a un profesional de la salud ante cualquier duda o sospecha de estas conductas. Creo que es necesario concienciar a la sociedad sobre este problema y ofrecer alternativas saludables para gestionar el malestar emocional.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Qué tema tan duro!! Ojalá todo el mundo comience a responsabilizarse de su salud mental y tratar estos problemas.

    ResponderEliminar
  9. Tiene que asustar que un hijo adolescente tenga esta conducta, da miedo que piense siquiera en el suicidio, lo mejor es buscar ayuda como bien dices de un profesional e intentar que sepa encauzar sus sentimientos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. un post de lo más útil, muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  11. afortunadamente nunca he pasado por ello, pero sí he leído cosas. al parecer tratan de enmascarar un dolor interno mayor, o tal vez no sienten nada y tienen necesidad de sentir algo...
    me parece fatal que permitan ese tipo de contenidos en las redes sociales, y que en cambio censuren chorradas. :(

    ResponderEliminar
  12. Es muy alarmante lo que va ocurriendo y sigue aumentando, desgraciadamente. No veo que se esté dedicando medios económicos ni humano en esto. Una que ya tiene una edad, creo que es más grave de lo que parece.
    Para reflexionar profundamente...
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen artículo. Alienta a reflexionar, buscar ayuda y comenzar a enfrentar y sanar.
    Abrazo agradecido. Para recomendar!!

    ResponderEliminar
  14. Un tema bastante serio y preocupante y que sin lugar a dudas invita a reflexionar. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hola Noelia, estoy totalmente de acuerdo con tu artículo. Hay que pedir ayuda de inmediato cuando algo empieza a fallar en nuestra mente. Hace muy poco he vivido una situación parecida. El hijo de unos amigos, un chaval con un gran corazón, tenía su carrera, su trabajo y empezó unas clases de Reiki. A partir de ahí todo fue ir en decadencia. Él le decía a los padres obsesionado que veía su cuerpo colgando de una cuerda. Los padres hablaron con su médico convencidos de que una secta le había captado. Pero él no escuchaba a nadie. No faltaba a ni una clase de Reiki, a penas comía y empezó a tener un aspecto tan delgado que parecía enfermo. Al final una noche se ahorcó en un puente. La autopsia demostró que llevaba meses autolesionandose. Fue un impacto para todos. No hemos sabido que fue lo qué cambió en su mente, pero un chico que lo tenía todo y todo lo dejo para suicidarse.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. No creo que lo hayas banalizado, de echo creo que lo has tratado de una manera muy respetuosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pues me ha gustado muchísimo tu manera de abordar el tema Noelia, es un tema serio sin duda, pero, como tú bien dices con sensibilidad y con la ayuda de profesionales se puede abordar de la mejor manera.
    No he podido evitar leer algunos comentarios y sin duda el de Nuria de Espinosa me hace ver la importancia que tiene abordarlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Hola Noe, que tal! que tema preocupante, yo al principio no lo entendia y ahora comprendo que lo hacen para calmar el dolor emocional... es impresionante. Gracias por tratar estos temas tan serios con tanta delicadeza.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  19. Conozco a un par de chicas que practicaban esto. Afortunadamente, lo tienen bastante controlado (terapia)
    Besos!

    ResponderEliminar