lunes, 23 de mayo de 2022

EL VÍDEO DE LOS LUNES: Vergüenza corporal. Cómo se aprende y cómo se transmite.

En este vídeo te hablo de cómo se aprende y se transmite, a veces sin darnos ni cuenta, la vergüenza corporal, que puede ser fuente de complejos, baja autoestima, consumismo... Espero que te resulte tan interesante como a mi.

¡Vamos al lío!



¿Has hecho alguna vez comentarios de este tipo?¿Los has recibido?

Gracias por seguir en este viaje. 

 ¡A vivir!



24 comentarios:

  1. Cualquier comentario puede hacernos cambiar la percepción de nuestro cuerpo y alguna característica que nos gustaba, de repente se vuelve defecto. Es fácil de decir, pero no tanto a la hora de pensar que somos únicos y debemos aceptarnos tal cual somos. También a veces nosotros hacemos comentarios que sin darnos cuenta pueden hacer daño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una de las pocas ventajas de hacerse mayor, al menos en mi caso, es que no me importa ya en absoluto lo que opinen de mi cuerpo...
    Hubo un tiempo en que si que estaba pendiente... pero ya no.
    Todos los cuerpos acabarán más o menos igual: o bichos comiéndoselos o devorados por el fuego... incluso los cuerpos más envidiados.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No siento vergüenza de nada, debo ser una pasota o una inconsciente jeje, pero por comentarte: tengo los ojos pequeños algo que no me preocupa pero recuerdo una vez la respuesta de mi madre, "!pequeños pero vivarachos y alegres". (Y es que mis hermanos los tienen grandes y azules) Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Creo que sobre todo es en la adolescencia cuando se tiene más vergüenza.. y con la edad se va superando.. Feliz lunes

    ResponderEliminar
  5. ¿Vergüenza corporal?, es como la educación, sigues aprendiendo y sigues avergonzándote hasta que mueres, es verdad que cada época las vergüenzas son diferentes, otra cosa es que te importen más o menos, eso depende de cada persona e incluso según pasan los años vaya a menos. No creo que me vaya a morir de vergüenza a mis años, pero no me gustaría meter la pata, me avergonzaría.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. A veces cuesta vivir en armonía cuerpo mente, sobre todo si la mente está mal o regular
    Con felicidad todo cuesta menos, aceptarse, aceptar el mundo, a los demás, una mente feliz lo puede todo.

    Besos.


    He sentido vergüenza, cuando he estado mal y no he podido cuidarme porque me faltaba esa energía vital.

    ResponderEliminar
  7. Hola Noelia, después de unos días, vuelvo por los blogs, especialmente por los que me comentan, yav me iré poniendo al día...
    Pues creo que cuando maduramos lo vemos con otra filosofía. Por lo general me gusta guardar las normas. Si meto la patita, entonces sí me avergüenzo , y pido disculpas en cuanto me doy cuenta...
    Un besote, me alegro de reencontrarme contigo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Noelia!

    Sin duda super interesante el tema.
    Creo que la primera vez que me avergoncé de alguna parte de mi cuerpo fue más en la adolescencia. Pero si claro que recuerdo comentarios, algunos sin mala intención y otros con ella. Y creo que también los he hecho, muchas veces sin darme cuenta, y es algo que quiero cambiar y de lo que quiero ser mucho más consciente.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  9. a mí me han llegado a hacer comentarios muy desagradables sobre mi palidez de piel. es el tipo de cosas que cuando era más joven pensaba "pues será que esto es lo normal, aunque a mí no me guste". y no, ahora me doy cuenta de que no era lo normal, para nada.
    también me daba vergüenza enseñar los pies, aunque eso era cosa mía. hasta que decidí dejar esa vergüenza, y ahora me dejo ver descalzo y con chanclas en cualquier momento. ^_^
    muy buen vídeo. besos!!

    ResponderEliminar
  10. Sí que he recibido muchos comentarios de este tipo y ahora pienso que lamentablemente me han hecho mucho daño.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Con la edad se va perdiendo pero siempre queda algo. Aunque el comentario sea cierto no gusta escucharlo de otra persona. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Las opiniones de los demas influyen mucho en determinadas edades. A la mia ya afortunadamente no me afectan.
    Debo ser otra pasota como Ester...o los años me van dando más seguridad.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me parece un súper vídeo.
    Ojalá le llegue a muchísimas personas...
    A día de hoy estoy más curtida, pero he pasado algún mal rato que otro en el pasado...
    Un besazo, guapota.

    ResponderEliminar
  14. se nos graba en mente, tiene el pecho pequeño, las piernas gordas, la nariz agilucha y vivimos atormetadas hasta que llegamos a una edad, que ya todo nos importa un pimiento

    ResponderEliminar
  15. A mi me crecieron las lolas de la noche a la mañana y me sentia muy incomoda y ademas los comentarios jocosos... pero hoy todo lo recuerdo con ternura y me hace gracia sin embargo cuando estas atravesandolo y te estas formando... todo es un mundo!
    Muy buena la tematica, Noe. Siempre interesante!

    ResponderEliminar
  16. Un post y unas reflexiones muy interesantes. Bss

    ResponderEliminar
  17. Muy interesante! Todavía estoy aprendiendo a aceptarme, a veces no lo logro. Besos

    ResponderEliminar
  18. Muy interesante. La Vergüenza corporal me ha acompañado a lo largo de toda mi vida, hasta que tu cerebro cambia el chip y aprendes a valorarte y a disfrutarte y cada vez te empiezan a importar menos las cosas que dicen de ti, los comentarios inofensivos pero que ofenden, los comentarios en plan broma que solo le hace gracia al que lo suelta... Solo tenemos un cuerpo y una vida, no merece la pena malgastar ambas cosas con complejos. Besos

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Qué buen vídeo.
    Yo siempre he sido bastante pasota en ese aspecto, pero sí que es verdad que me acomplejaba un poco porque era muy delgada, pero mucho mucho, y cuando la gente me veía comer (siempre he comido mucho) le decían a mi madre que tenía la solitaria. Y claro, años y años con el temita cansa.
    Muy feliz día.

    ResponderEliminar
  21. Hola!! yo he tenido temporadas en las que me acomolejaba mucho, fue con 24, engordé muchísimo por la medicación y el haber dejado de fumar. Lo comentarios de la gente, incluida familia no ayudo mucho cin el tema. Un dia me canse, les dije 4 cosas y desde entonces me senti feliz con mi cuerpo. Besos

    ResponderEliminar
  22. Tod@s henos podido caer en cierta medida en esta cuestión, y no está está más meditar y darle la importancia que merece. Saludos!

    ResponderEliminar

Más PINTURERA en INSTAGRAM