miércoles, 16 de marzo de 2022

Porqué a las personas nos gustan los RITUALES

Porqué a las personas nos gustan los RITUALES
A las personas les gustan los RITUALES porque les proporcionan SEGURIDAD AFECTIVA.

Desde que somos bebés, repetir acciones con un cierto sentido interno (ya sea religioso o profano) a las personas nos hace predecible nuestro mundo y eso nos da seguridad, nos tranquiliza.
Un ritual es un acto simbólico con un significado concreto.
Nuestra mente no diferencia lo real de lo simbólico y a menudo la carga simbólica del ritual es interpretado por nuestro cerebro como algo verdadero.
A lo largo de la humanidad, las personas hemos tenido numerosísimos rituales: religiosos, en conexión con la naturaleza, de crianza de los bebés,
¿Puede un ritual ayudarme a sentirme mejor? Indudablemente, sí.
Simplemente, debes tener en cuenta qué significado le das.
Hoy te cuento sobre por qué los rituales son importantes  para las personas.

¡Vamos al lío!


La palabra ritual puede tener muy mala fama según con qué entorno relacionemos este concepto. De hecho, me llamó la atención que al escribir esta palabra en google lo primero que me salían eran artículos sobre sectas o rituales precolombinos.

Y sin embargo, TODAS LAS PERSONAS tenemos rituales. Desde pequeños aprendemos algunos – que a veces las familias asumen casi de manera inconsciente porque son efectivos para calmar a los bebés – pero en la edad adulta también están presentes.


1. El papel de los rituales en la historia antigua.

Desde que la humanidad existe hay pruebas de que los rituales han formado parte de nuestra vida cotidiana. Para cazar, sembrar o despedirnos de nuestros seres queridos: los rituales nos han dado seguridad ante el desconcierto que significan la supervivencia…y la muerte.

Y ojo, no son exclusivos de los homínidos: los rituales se han observado también desde la etología en grupos de primates.

Además, los rituales nos UNEN como grupo. Desde la antigüedad, compartir ciertos códigos reforzaba los vínculos y es algo que sigue pasando. Pertenecer a un entorno cultural nos da seguridad (y a veces, por desgracia, también ocasiona conflictos cuando no somos suficientemente tolerantes con quienes no pertenecen a él, así de taimados somos a veces).

Fíjate que curioso, que incluso algunos investigadores señalan que ciertos rituales relacionados con la preparación de comida o con el aseo personal pudieron tener un papel muy importante en la supervivencia humana (prevenir enfermedades) y de ahí que, con ciertos y lógicos cambios, se hayan ido manteniendo.


Porqué a las personas nos gustan los RITUALES 02


2. La importancia de los rituales en la infancia.

Más allá del puro papel filogenético e histórico de los rituales en la humanidad, como te decía en la entradilla, los propios bebés necesitan de los rituales (el baño, una nana antes de dormir, saludar cuando les vemos llegar) porque les proporcionan, además de esa seguridad afectiva un mundo predecible donde unas contingencias (me bañan, me cantan, me hablan…) dan lugar a otras (me preparan para dormir, me acuestan, llega alguien…). Esto hace que empiecen a entender las rutinas y también, como digo, les proporciona estabilidad a un mundo que recién empiezan a tratar de comprender.

3. ¿Y la adultez? También hay rituales.

Es indudable que en nuestro mundo adulto también hay rituales.

Hay rituales paganos y rituales religiosos: todos ellos se caracterizan por tener una estructura que se repite y una capacidad de sosiego emocional notable, aparte de la unión entre personas que veíamos anteriomente.

Ejemplos de rituales en el mundo adulto son las doce uvas o hacer un velatorio. Y la supresión de ambos tipos de celebraciones debido a la pandemia ha tenido un efecto negativo indudable en el ánimo de las personas.

Porqué a las personas nos gustan los RITUALES 03

Tomarme el primer café del día sola y en silencio es para mí muy importante.

Si por lo que sea no lo puedo hacer...¡parece que las cosas ya no marchan tan bien!

Además, están los pequeños rituales cotidianos: son mis favoritos. Preparar igual el café (te cuento que siempre echo el agua justo hasta una marquita de mi cafetera y que siempre añado la leche al final), irnos a la cama, preparar una maleta…¿tienes rituales tú?

¿Me los cuentas?

Gracias por seguir en este viaje. 

 ¡A vivir!

26 comentarios:

  1. Los rituales de emparejamiento es muy habitual en casi todas las especies, igualmente para cazar, el hombre es el que más invento, hay rituales hasta para ir al baño, para practicar sexo, en fin para todo, vamos, que hasta se inventaron vírgenes y cristos para rituales religiosos que en un principio era para quitar miedos y justificar hechos extraños..

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero no me he parado a pensar cuáles son.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hoooola!

    Ains, me ha gustado mucho esta entrada, muy interesante y un tema que nos toca a todos: los rituales son parte de nosotros e incluso en la vida adulta siguen presentes, aunque sean pequeños y a veces pasen desapercibidos. Para mí el más obvio es tomar café después de comer: es un ritual, es el prepararlo, el socializar, más que tomar el café en sí.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  4. Interesante entrada, más que rituales, en mi día a día yo los llamaría hábitos, creo.
    Cómo tú, tomarme el té por la mañana o leer, al menos la página de un libro antes de ir a dormir.
    Besos, Noelia. Se aprende mucho contigo.

    ResponderEliminar
  5. A mi me parecen que son hábitos que todos tenemos en mayor o menor medida, yo tengo el hábito de tomarme una taza de chocolate todas las mañanas, pero no lo llamaría ritual, ¡prefiero la palabra hábito!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que más que rituales, lo que tenemos son rutinas.

    Muy buenos días!

    ResponderEliminar
  7. Mi marido dice que tengo muchas manías. Son rituales, se ve que él carece de ellas. Yo más que rituales las llamo rutinas, pero da igual el nombre, la cuestión es que todos las tenemos ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Rituales tenemos todos.
    A mí me gusta quitarme los zapatos según entro por casa, por ejemplo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. últimamente encender una velita antes de ir a dormir, creo un entorno de tranquilidad que me gusta!

    ResponderEliminar
  10. Hola Noelia,

    Me parecio muy interesante y me trajo mucha nostalgia de la buena tu articulo y ahi me has dejado pensando... y recorde cuando mi madre decia y usaba la palabra RITUAL ... (el ritual de dormir siesta ... el ritual de la sobre mesa ... y demas ...para mi madre era todo un ritual ) Pero para serte sincera no es una palabra que utilizo a diario. cuando me quiero referir a RITUALES siempre utilizo otras palabras como Habitos o costumbres!
    Bueno y ya que estoy te cuento mi RITUAL/ HABITO / COSTUMBRE cuando me despierto... desde ya siempre pongo mi despertador 20 minutos antes de la hora en la cual me tengo que levantar para disfrutar de mi cama un ratito mas y ahi con toda mi paciencia despues de mis 20 minutos de paz,silencio y agradecimiento, me levanto energica a entrenar entreno una horita y despues de mi entrenamiento empieza mi dia ya sea que me quede en casa o que tenga que ir a trabajar...


    PD:Espero sepan disculpar la falta de ortogrsfia pero estoy en mi trabajo y mi teclado esta en HOLANDES.

    Que tengan un bonito dia!!

    Saludos desde Los Paises Bajos,
    @abrazandomigris.




    ResponderEliminar
  11. Hola.
    Qué interesante, me encanta esta entrada.
    Yo tengo unos cuantos rituales, por ejemplo leer un poco antes de dormir, perfumar la almohada, si puede ser con alguna colonia que me traiga buenos recuerdos mejor, en plan Heno de Pravia. Me gusta tomar el desayuno con calma, mojando las galletas, de tres en tres, en el café que me prepara mi marido, me gusta el paseo antes de dormir...
    Lo del velatorio es algo que hasta que no te pasa ni te planteas. Mi madre falleció pocos días antes del confinammiento, y fue muy traumático, pero hacer un funmeral, en un sitio donde ella creció, entre árboles en fflor, con música en directo, un texto mío y con todos mis seres queridos nos ayudó a asimilar lo ocurrido y así poder empezar el duelo. Mi suegro murió en pleno confinammiento, no tuvo funeral hasta muchos mmeses después, no hubo velatorio y solo pudimos asistir los de "casa": esposa, hijos, hijos políticos y nietos, ni sus hermanos pudieron estar en la misa. Obviamente estuvimos con mamscarillas, separados y sin tocarnos. Pues tardamos mucho en asumirlo, aunque después del funeral fuimos al cementerio a llevar flores, era una sensación rarísima, como si fuésemos a llevar flores no sé, a una iglesia, no a alguien tan querido.
    Vaya rollo te he metido.
    Muy feliz día.

    ResponderEliminar
  12. Los rituales creo que nos dan una sensación de seguridad y de control que nos gusta. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Cómo me gusta lo que nos cuentas…
    Yo soy muy de rituales diarios, a veces manías, pero me encanta y me siento feliz realizándolos…
    Un besazo, bombón.

    ResponderEliminar
  14. Interesante. Supongo que todos tenemos nuestros rituales, hábitos o manías
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Tengo unos cuantos rituales. Por ejemplo me encanta leer antes de dormir o aplicarme cada domingo una mascarilla facial.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Recién levantado ver cómo va el mundo en el pc mientras bebo agua bien fría... da igual invierno que verano.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Es cierto que desde que nacemos marcamos unos rituales básicos y se llega a llamar incluso manías, pero en realidad son rituales que nos permite una tranquilidad y confort a nuestra vida diaria

    ResponderEliminar
  18. No me había parado a pensar que muchas de las cosas que hacemos son rituales, yo que pensaba que eran manías o locuras mías jaja Mi ritual favorito es cada noche al irme a dormir leer, si el día ha sido duro quizá no lea más de dos o tres páginas pero eso me ayuda a conciliar el sueño =)

    ResponderEliminar
  19. i like everyday routine. It keeps my mind busy from the bad thoughts

    ResponderEliminar
  20. me encantan esos pequeños rituales cotidianos, cuanto se disfrutan. Un besito

    ResponderEliminar
  21. tengo muchos rituales, desde prepararme el desayuno de una determinada manera, hasta colocar mis cosas en la mesa del alumno al que voy a dar clase.
    con mi madre también tengo algunos rituales compartidos, al hacer con ella ciertas tareas. y con bromas recurrentes también. :)
    me he sentido muy identificado. abrazos!!

    ResponderEliminar
  22. Brutal este post. Yo soy una persona que ama los rituales, siempre he dicho medio en broma que por eso soy católica..., aunque soy consciente de que hay rituales de todo tipo, no solo religiosos.

    ResponderEliminar
  23. Es cierto que cuando se habla de "ritual" se suele enfocar en lo esotérico, y todos tenemos rituales en forma de costumbres hábitos que nos ayudan a sentirnos mejor.
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
  24. Qué bonito post el de hoy, me ha encantado
    Yo creo que nuestros pequeños rituales nos dan una sensación de normalidad y seguridad
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Si que me considero bastante de rituales...tengo algunos dígamos "habitos" antes de dormir, o en determinadas fechas. Me hacen sentir cómoda y en mi espacio. Saludos!

    ResponderEliminar

Más PINTURERA en INSTAGRAM