jueves, 16 de diciembre de 2021

"Un jueves, un relato" (VII): Pasando página

Mi apreciada Campirela nos vuelve a retar este jueves. El reclamo, "dar vuelta la página" hace referencia a ese momento en que nos damos cuenta que un proceso, conducta o relación tienen que terminar, por el bien de quien lo percibe.

Aprovechando el ambiente navideño que ya impregna estos días, dejo por aquí mi propuesta.

En este enlace están la convocatoria, y en los comentarios, los bloggers que se animaron.





"No voy a verlo ni una vez más. Esto tiene que acabar" - pensaba Carmen, aparentemente convencida recordando las caricias que su amante le había dado aquella misma tarde. Mientras estas palabras resonaban en su mente, miraba a los ojos de su marido, que se acercaba, copa de champán en la mano, dispuesto a brindar en breves momentos.

"De esta, lo hago. No voy a aguantar ni un día más en esa empresa de ruina. Ni me pagan, ni aprecian mi trabajo, ni tengo posibilidades de demostrar mi valía" - escribía Laura, dos pisos más abajo, en su diario. A ella le daba igual la tradición, ni uvas ni cena, ni familia. Vivía sola desde que se mudó de Colombia y celebrar esas cosas le daba más pena que otra cosa. Dirigió su mirada hastiada a la ventana, caía agua nieve.

"Tengo que dejar ya esa mierda" - resonaba en la cabeza de Mario mientras daba saltitos a la luz de la farola. La noche era fría, pero la bajona que seguía tras una tarde de intenso fumeteo de marihuana...eso sí que daba tiritera. Y allí andaba, loco por volver a pillar y medio escaqueado de la cena con los abuelos mientras se sentía culpable, a un tiempo.

"Es momento de dar vuelta a la página" - Se dijo Luis mientras pensaba en Carmen, que lo miraba acercarse copa en mano, creyendo aún que no sabía lo de su amante. Justo en ese momento, bajó el carrillón y empezaron los cuartos.

Cuatro cuartos para pasar página.
Doce meses para volver a los propósitos.



¡Espero que te guste!

Gracias por seguir en este viaje. 

 ¡A vivir!

45 comentarios:

  1. Muy bueno.
    Cuatro vidas atrapadas en mundos de los que quieren escapar.
    Ojalá lo consigan y sean felices.
    Me ha gustado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojala! Aunque el remate del texto no es muy optimista.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Unidos por la causa de querer salir.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Cuántas veces queremos escapar de situaciones que nos tienen atrapadas, hay que dar ese paso para sentirse liberadas, seguro que es para mejor!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno realmente, ese final de infarto en el momento exacto de pasar página, y año :-)

    Un abrazo, y feliz Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias y que pases unos bonitos días, bella.

      Eliminar
  5. No he leído tu entrada, disculpa, pero ando muy de prisa, solamente te escribo para desearte que Dios te bendiga por la respuesta que le dejaste a Ester acerca de los pobres toros que son asesinados en la mal llamada "fiesta" de la tauromaquia. Les llamaste psicópatas, y me alegro mucho. Para mí son sólo unos salvajes y enfermos mentales, los toreros y todos aquellos que están de parte de esa barbarie. Te dejo mi saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que para mi, alguien incapaz de empatizar con los animales de esa forma tan salvaje, me parece un psicópata.
      Te invito, no obstante, a leer mis entradas: a lo mejor te gustan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Parece que ninguno está contento...

    ResponderEliminar
  7. Y el año siguiente seguirán en las mismas la mayoría. Los propósitos de año nuevo ya sabemos cómo van (como lo de dejar de fumar,ir al gimnasio, comer bien....)
    Pero me ha gustado la selección de personajes.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bea. En este caso los propósitos no son los típicos y eso les añade dificultad, me temo.
      Besitos.

      Eliminar
  8. Hola.
    Cuando se tienen las cosas clara pasar página es fácil pero cuando se duda... la cosa cambia y mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya no es que dudes, es que dejar un trabajo, una adicción o una pareja...no es algo fácil ni de decidir ni de hacer.
      Besitos.

      Eliminar
  9. ¡Me encanta! Todos nos sentimos atrapados en situaciones de las que creemos no ser capaces de salir y hay que ser valientes para dar el paso. ¡Muy buen relato! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, hay que ser valientes y luego, luchar porque aún habiendo tomado la decisión, no siempre es fácil.
      Besitos.

      Eliminar
  10. Me ha gustado mucho, eres una gran escritora Noelia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Sara! Simplemente hago pinitos, pero me divierte.
      Besos.

      Eliminar
  11. ¡Holaaaa!

    Que relato más real. Me ha gustado mucho, creo que tiene muuucha razón y todos nos hemos sentido así en algún momento. Lo mítico de: este año me propongo tal tal tal y cual... y oye, al final rara vez se hace.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo cuando son decisiones tan difíciles!
      Un besito.

      Eliminar
  12. Cuantos propósitos en esos últimos minutos...que a veces se esfuman en segundos. Muy buen relato!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo cuando son tan difíciles de afrontar porque tratan de temas vitales, sí!
      Besitos.

      Eliminar
  13. qué chulo!! cuatro personas haciendo sus propósitos, dos de ellos la mujer y el marido, que abren y cierran el relato. los triángulos amorosos traen muchos problemas.
    tomar decisiones a veces es un mal trago, pero luego se agradece haberlo hecho.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que los triángulos traen problemas...no creo yo que acaben nunca bien.
      Besitos.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Jajaja no había caído en la cancioncilla, pero sí!
      Besos.

      Eliminar
  15. A veces romper con algo es muy sencillo, en otras... nos sentimos atrapados por cuestiones sin posibilidad de escapar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, algunas situaciones son bien difíciles de cambiar.
      Besos.

      Eliminar
  16. Me ha gustado mucho. Plasma la realidad tan pura en la que muchas personas se pueden ver reflejadas en situaciones que no pueden soltar por lo que sea. Felicidades, wapa.
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar

Más PINTURERA en INSTAGRAM